11 de febrero: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Dom, 11/02/2018 - 22:29 -- colaboratorias
Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Las niñas y niños que se han acercado esta mañana al mercado de la calle Feria de Sevilla han tenido la oportunidad de hacer ciencia con sus propias manos, gracias a tres biólogas que han sacado los laboratorios a la calle con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. «Hemos querido traer al barrio nuestro trabajo, sobre todo a las niñas y los niños, y hablar con ellas y ellos sobre ciencia».

Extraer el ADN de una fresa y ver un cromosoma o sus propias células al microscopio han sido algunas de las actividades preparadas por estas tres biólogas: Ana Rincón, que trabaja en el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) y da clases de genética en la Universidad de Sevilla; Xenia Peñate, que trabaja en el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS) y da también clases de biología en la Universidad de Sevilla; e Isabel Almudí, investigadora en el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD).

«Los centros de investigación en Sevilla han estado desarrollando actividades para conmemorar este día y poniendo de manifiesto las peculiaridades de la mujer en la ciencia», comenta Ana Rincón.

 

 

 

Cada 11 de febrero desde hace tres años se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Este día fue establecido por la ONU, en diciembre de 2015, para reconocer el papel clave que las mujeres desempeñan en la comunidad científica y tecnológica.

Es un día en el que se pretende visibilizar y reconocer el trabajo realizado por las científicas, tanto las actuales como aquellas a las que la historia ha silenciado a lo largo de tantos años, porque el ámbito científico ha estado tradicionalmente asociado a los hombres y, aunque siempre ha habido mujeres científicas, pocas veces se ha reconocido su trabajo.

También con este día se quiere contribuir a la creación de referentes femeninos que alienten a las niñas a descubrir el ámbito científico. Por eso son tan importantes las experiencias como la que han desarrollado hoy Ana, Xenia e Isabel en Sevilla, en las que mujeres muestran su trabajo y ponen la ciencia al alcance de las niñas.

Es también un día que sirve para difundir y denunciar las desigualdades de género aún existentes, tanto en el ámbito laboral como en el reconocimiento del trabajo científico que realizan mujeres y hombres. En el ámbito académico e investigador, las mujeres tienen menos oportunidades para desarrollar una carrera y, sobre todo, para acceder a los escalafones más altos: el porcentaje de mujeres disminuye conforme se asciende hacia los puestos de mayor poder y responsabilidad. Y su trabajo todavía no tiene el reconocimiento que merece: durante los años 2016 y 2017 ninguna mujer fue galardonada por los premios Nobel en ciencia. Desde el año 1901, estos premios han sido concedidos a 581 hombres y a 18 mujeres. Una situación que denuncian y muestran con datos desde la Universidad del País Vasco en el siguiente video: