TIC | Ciberfeminismo

Internet ha hecho posible que se conozcan y se extiendan las luchas y problemas locales de las mujeres. El activismo feminista en red busca difundir y apoyar las luchas de las mujeres y aplicar una mirada feminista a las relaciones que se establecen a través de Internet. También busca participar en la creación de contenidos en red, animando a las mujeres y las jóvenes a adentrarse en la programación, a crear contenidos en lugares como Wikipedia, o a participar como administradoras en foros. En definitiva, a desempeñar un papel protagonista en la construcción de Internet.

Mujeres y tecnología: las pioneras

Las mujeres nunca hemos estado ajenas a las tecnologías. Aunque las caras visibles del mundo tecnológico las han puesto los hombres, hay muchas mujeres que han aportado conocimientos y han conseguido importantes logros: mujeres brillantes que desafiaron a su tiempo con escaso reconocimiento académico y social. Repasemos algunos nombres:

Ada Lovelace (1815 – 1852).

Analista, matemática metafísica y programadora. Fue la primera persona que describió un lenguaje de programación de carácter general que podía calcular cualquier función algebraica y almacenar números.

Las mujeres de la ENIAC.

La ENIAC fue diseñada en 1946 en Estados Unidos, y se considera la primera computadora de la historia. Su equipo de programación estaba compuesto íntegramente por mujeres. Aunque fueron clasificadas como “subprofesionales” fueron grandes matemáticas, contratadas para desarrollar un programa de cálculo de trayectoria balística.

Esta computadora fue concebida para calcular trayectorias de proyectiles y podía resolver 5.000 sumas y 300 multiplicaciones en 1 segundo.

Las mujeres de la ENIAC, Betty Snyder Holberton, Jean Jennings Bartik, Kathleen McNulty Mauchly Antonelli, Marlyn Wescoff Meltzer, Ruth Lichterman Teitelbaum y Frances Bilas Spence, fueron pioneras en su tiempo y prácticamente no aparecen en los libros de la historia de la computación.

Ángela Ruiz Robles (1895 – 1975).

Maestra, escritora e inventora española … y precursora del libro electrónico.

Movida por el afán de innovar en el ámbito de la pedagogía y hacer más atractivo el aprendizaje dirigió los trabajos de la Enciclopedia mecánica, que patentó en 1949.

Hedy Lamarr (1913 – 2000).

Ingeniera, inventora y actriz estadounidense. Fue la primera persona en concebir la versión del espectro ensanchado que daría lugar a la comunicación inalámbrica. Precursora de las comunicaciones inalámbricas de los teléfonos móviles, las sistemas GPS y la tecnología WiFi.

Thelman Estrin (1924 – 2014).

Ingeniera y científica. Doctora en Ingeniería Eléctrica y pionera en Ingeniería Biomecánica, impulsó la aplicación de la informática a la medicina. Antes de que existiera Internet creó una red de ordenadores entre dos campus universitarios en Estados Unidos.

Ciberfeminismo: un poco de historia

El ciberfeminismo nació en los años 90, ligado al net art (arte hecho para Internet). Surge en Australia, de la mano de un grupo de mujeres que formaban el grupo VNS Matrix (Venus Matrix), artistas y activistas que exploran la sexualidad y la violencia machista desde las tecnologías. A principios de los años 90 elaboran A ciberfeminist manifesto for the 21st Cenntury (Manifiesto ciberfeminista para el siglo XXI).

El ciberfeminismo se extendió pronto por Europa y en 1997 se celebra la Primera Internacional Ciberfeminista en Alemania. Desde entonces, fue evolucionando de un movimiento artístico a un movimiento social: el activismo en red.

El activismo feminista hoy

El ciberfeminismo es el feminismo a través de Internet. A través de Internet y redes sociales como Facebook y Twitter, se desarrolla un importante movimiento para que las voces de las mujeres sean escuchadas, y se difunden mensajes a favor de los derechos de las mujeres desde todas partes del mundo.

A través de la red se organizan plataformas de apoyo, se viralizan campañas y se convocan actos reivindicativos: contra la violencia de género, a favor de los derechos sexuales y reproductivos, por la igualdad en el empleo, por la participación de las mujeres, por el deporte femenino, etc. Multitud de mujeres que crean alianzas y apoyan las luchas de otras mujeres.

Aunque pensemos que Internet es un lugar neutro eso no es así. Porque lo que ocurre en Internet es un reflejo de lo que ocurre fuera de Internet. Así que, al mismo tiempo que aumenta la participación de las mujeres, también han crecido en la red los comportamientos machistas y sexistas, de acoso y hostigamiento hacia las mujeres y de ciberviolencia de género. Los mismos patrones que operan en el mundo real se reproducen en el contexto digital.

Por eso es importante aplicar una mirada crítica y luchar también en Internet contra los roles clásicos que construyen unas relaciones desiguales entre mujeres y hombres. Las jóvenes tienen mucho que aportar al activismo en red.