TIC | Internet segura

 

Internet y las redes sociales son un espacio donde relacionarnos. Las redes sociales son medios de comunicación social que nos conectan con otras personas y nos permiten comunicarnos de forma instantánea y a cualquier hora del día. Y prácticamente las utilizamos todos los días.

El espacio virtual nos acerca a otras personas, nos permite compartir nuestras aficiones, hacer nuevos grupos de amistades, es decir, enriquece nuestra vida social. Pero a la vez, las redes sociales también nos invitan a compartir, a exponer nuestras vidas al público. A veces a exponerlas demasiado.

Y hay personas que, aprovechando el anonimato o haciéndose pasar por otros, pueden hacernos daño. Por eso, aunque no debemos renunciar a usar Internet, tenemos que protegernos. Sobre todo debemos vigilar la seguridad de nuestros dispositivos (móvil, tablet, ordenador) y la privacidad de nuestra imagen y nuestros datos personales. Debemos tener en cuenta que una vez que subimos información o imágenes a la red perdemos el control sobre ellas: si compartes una foto con tu grupo de amistades, alguien de ese grupo puede compartirla con otro grupo, y pierdes el control sobre lo que ocurre.

Igual que en la vida real no le daríamos las llaves de nuestra casa a un desconocido, a través de Internet hay que tener precaución con lo que compartimos con otras personas. El problema añadido es que en el espacio virtual no siempre sabemos con seguridad quién está al otro lado ni podemos controlar lo que hacen otras personas a las que seguimos en las redes sociales.

Protegernos significa seguir unos pasos para evitar riesgos ante personas o programas malintencionados.

Cómo protegernos:

  • Mantén actualizados los sistemas operativos, programas y navegadores.
  • Protege los equipos con contraseñas.
  • No instales programas si no sabes su procedencia.
  • Lee siempre antes de pulsar Aceptar.
  • Si vamos a entrar en nuestras redes sociales desde ordenadores públicos usar modo de navegación privada y salir siempre de la cuenta antes de cerrar la ventana.
  • Utiliza contraseñas robustas y que sean difíciles de adivinar: evita contraseñas de tipo 123456 o tu nombre y tu año de nacimiento.
  • Cambia las contraseñas que vienen por defecto (por ejemplo la clave del router).
  • No utilices la misma contraseña para todo.
  • Las redes sociales nos permiten modificar el nivel de privacidad. Dedica un tiempo a conocer y configurar las opciones.
  • No compartas tus datos personales ni subas imágenes de tu casa, el sitio donde estudias, etc.
  • Si vas a subir a las redes sociales imágenes en las que salen otras personas pregúntales antes si están de acuerdo.
  • Evita compartir imágenes embarazosas, tuyas o de otras personas.
  • Ten en cuenta que tu seguridad en Internet no solo depende de ti sino también de las personas que sigues en las redes sociales.