Violencia de género | Qué es

  1. La violencia de género es la manifestación más extrema de la desigualdad entre mujeres y hombres: es la violencia que se ejerce sobre las mujeres solo por el hecho de ser mujeres. La raíz de la violencia de género es el machismo y la desigualdad.
  2. Esto quiere decir que si existe violencia de género es porque existe desigualdad entre mujeres y hombres: la violencia de género es un instrumento para mantener el poder, el control y el dominio sobre las mujeres.
  3. Es un problema social, no un problema de las mujeres ni un problema de pareja, y está presente en todos los países del mundo, en todos los grupos sociales y en todos los niveles económicos y culturales. También se da a todas las edades: no solo afecta a las personas mayores sino también a las chicas jóvenes y adolescentes en las relaciones de noviazgo.
  4. La violencia de género incluye muchos tipos de delitos. La violencia en la pareja es una forma de violencia de género. Es la que vemos más por los medios de comunicación.
  5. Las creencias sociales sobre cómo deben ser las mujeres, cómo deben ser los hombres y cómo deben ser las relaciones entre ellos la refuerzan: hombres independientes, valientes, fuertes y agresivos; mujeres sumisas, cuidadoras, objetos de deseo, ... Los medios de comunicación, la publicidad, los videojuegos, Internet, … difunden una imagen de mujeres y hombres que refuerza la desigualdad.
  6. Durante siglos, las mujeres han vivido sometidas a los hombres y han soportado abusos y malos tratos como algo que había que aceptar. Era un asunto privado. Hoy día las leyes proclaman la igualdad entre mujeres y hombres y son delito todos los tipos de violencia de género. Pero la sociedad tiene todavía mucho que avanzar para que de verdad las mujeres y los hombres seamos iguales.
  7. La conducta violenta es una conducta aprendida desde pequeño. Los agresores han sido educados en un sistema de valores machista que tolera esas conductas. Pero no hay excusas para justificar a los hombres violentos (celos, arrebatos, falta de control, etc.).
    Los agresores pueden ser personas amables, simpáticas, educadas, delante de otras personas.
  8. Las víctimas de violencia de género sufren miedo, culpa, vergüenza, dependencia emocional, pérdida de la autoestima. A menudo piensan que él cambiará. Pero la violencia no para, normalmente crece y puede llegar a situaciones muy dramáticas.

 

Recuerda: las primeras señales de abuso y menosprecio pueden ser la señal de estar ante un maltratador.