No justifiques una agresión sexual: acude, escucha y acompaña

No justifiques una agresión sexual
Autor/a: 
Junta de Andalucía

Las agresiones sexuales se siguen explicando desde posturas machistas que culpan a las víctimas. Son mitos en los que se apoya la violencia estructural contra las mujeres y que «justifican» a los agresores.

Ante las agresiones #AcudeEscuchaAcompaña.

Por unos deseos, cuerpos y vidas libres de agresiones.

Ni la ropa, ni la hora ni el alcohol o las drogas, ni la intimidad, ni la confianza, ni la falsa creencia sobre el consentimiento... nada justifica una agresión sexual.

Una sociedad sana es la que está del lado de las víctimas y las sobrevivientes.

Qué es una agresión sexual

Una agresión sexual es un delito grave que atenta contra la integridad, la sexualidad, la dignidad y la libertad.

Las agresiones no pueden justificarse por el estilo de vida, el comportamiento, la forma de vestir o las relaciones afectivas con el agresor.

Es un tipo de violencia sexista de carácter estructural, ya que la sufren mujeres de todo el mundo en todos los ámbitos de sus vidas.

En la violencia sexual solo hay un culpabre: el agresor.

Tu libertad sexual te da derecho a decir NO.

A partir de eso NO empieza la agresión.

 

Campaña de la Junta de Andalucía a través del Instituto Andaluz de la Mujer.