María Silva Cruz

María Silva la libertaria
Tal como es, llena de poesía y tragedia, penetra en la inmortalidad. Es la encarnación y el símbolo del martirio de España. Mariana de Pineda representa un momento de la conciencia y de la vida española. María Silva es la voz, la carne sangrante de un pueblo crucificado. Federica Montseny
Año nacimiento: 
1915
Año fallecimiento: 
1936
Lugar nacimiento: 
Casas Viejas
Lugar fallecimiento: 
Laguna de La Janda

 

María Silva Cruz, conocida como María la libertaria, fue una anarcosindicalista de Casas Viejas.

María Silva fue nieta de Francisco Cruz seisdedos, tambien militante anarquista, protagonista y víctima de los conocidos como sucesos de Casas Viejas, el fallido levantamiento anarquista del año 1933 en el que murieron muchos habitantes de este pueblo a manos de la guardia de asalto.

En enero de 1933, las jornaleras y jornaleros del pequeño pueblo de Casas Viejas (Cádiz) secundan la convocatoria recolucionaria de la CNT para poner fin al caciquismo en el campo andaluz. Este levantamiento jornalero fue duramente represaliado, constituyendo uno de los sucesos más trágicos de la Segunda República. Los sucesos más dramáticos se desarrollaron en la choza en la que vivía y se refugió la familia de seisdedos, y que fue duramente asaltada y luego quemada por la guardia de asalto. María Cruz sobrevivió a este incendio. Solo ella y el niño Manuel García pudieron escapar de las llamas. El día después del asalto, las fuerzas del orden público llevaron a este lugar a otro grupo de habitantes del pueblo sospechosos de haber participado en la rebelión para matarlos a sangre fría. Fue una auténtica masacre.

Después de estos hechos, y siendo aún muy joven, María Silva es detenida en varias ocasiones. Ya iniciada la guerra civil, es condenada a muerte y fusilada en la Laguna de La Janda el 24 de agosto de 1936, con veintiún años, cuando acababa de ser madre.

María Silva se convirtió en un símbolo del anarquismo y de la lucha por la conquista de derechos y libertades, una mujer que murió asesinada por sus ideales. Federica Montseny la inmortalizó en una novelita: María Silva La Libertaria (1951).

 

Palabras clave: